De Granada , turismo , rentabilidad económica , política y confusión.

En estos días  el debate de la construcción del  ” Atrio de la Alhambra ”  y  conjuntamente el proyecto de ampliación del  Cementerio son temas de actualidad en Granada.

Un debate que engloba política, respeto al patrimonio y  la viabilidad  desde el punto de vista turístico de este proyecto.

Si bien es cierto que es necesario tener un buen centro de recepción al turista , uno de los motivos que parece ser tanto preocupa , deberíamos empezar por analizar este proceso desde la llegada al aeropuerto.

Las infraestructuras son vitales tanto para residentes como para turistas,  por tanto la polémica debe siempre comenzar por la utilidad de este aeropuerto , que está muy lejos de disfrutar de su pleno rendimiento.

SI analizamos el bus que nos traslada desde este mismo a la ciudad también creo que le sacaremos alguna que otra pega que vas más allá del no funciona mal , pero todo es mejorable .

Muchos turistas y residentes saben que el taxi es un recurso muy utilizado a la hora de hacer el traslado del aeropuerto a la ciudad.

Pues bien , ya estamos en Granada , esa ciudad a la que el turista conoce por ser la ciudad de la Alhambra, esa colina que la corona y que cada día parece más lejana, en lugar de protegerla , de mostrarse como esa frontera que nadie pasará parece que cada vez le molesta más eso de formar parte de su ciudad .

Una lucha constante entre patronato, dirigentes políticos, medios y ciudadanos que cada día vemos como en lugar de preocuparnos por nuestra ciudad , esa que tanto luchó por convertirse en un referente turístico no solamente en Andalucía , en España,  cada día muestra mayor desacuerdo y  comportamientos como estos de desacuerdo y mala gestión ponen en peligro ese turismo tan deseado pero tan mal fidelizado.

Al turista siempre se le ha vendido Granada como esa ciudad de la Alhambra , como si no tuviera mayor interés que este monumento, y claro , ante esa gran belleza que le ha hecho ser un reclamo turístico al  resto de recursos turísticos les cuesta captar también la merecida atención.

Es normal que Granada sea un destino de escapada, de curiosos que solamente quieren visitar su Alhambra , como mucho les pueden llamar la atención  el barrio del Albaicín y sus rutas de tapas.

El turismo es una actividad muy discutida, debido a que tanto la falta de turismo como un turismo masivo pueden repercutir negativamente en la economía e infraestructuras de la ciudad.

Todos sabemos que los monumentos deben ser respetados , pero ¿ acaso Granada se vende como una ciudad monumental ?  ¿ Explota el turista al máximo su estancia en la ciudad ?  El Bañuelo, La Cartuja, Corral del Carbón , Alcaicería , Capilla Real, Catedral, La Madraza, junto con los barrios del Albaicín , Realejo y  Sacromonte hacen de Granada una ciudad que en un pequeño espacio ofrece un entorno único digno de disfrutar con tiempo , conociendo su función y su arquitectura y disfrutando de su singularidad.

Si a esto le sumamos la gastronomía y su interesante conexión con la música , literatura y poesía  estamos ante un destino turístico que  tiene grandes cualidades para atraer a un turista curioso que le dedique su tiempo y para fidelizarlo.

Pero claro ,  ha sido sencillo desde que se empezó a comercializar con su principal recurso turístico, la Alhambra,  basta con ella para que Granada se enorgullezca de tenerla , de que sea uno de los monumentos más visitados de España.

Pero ¿ Qué pasa cuando esa pequeña agencia de viajes no cuenta con suficiente cupo de entradas y  al final le tiene que decir a su cliente que no podrá ver la Alhambra, que no hay entradas disponibles para ese día ?  ¿ Qué pasa con ese cliente que se queda sin ver la Alhambra de Granada ?  si es el único motivo que en realidad le ha hecho venir desde tan lejos a conocer esta ciudad .

Pues eso, que resulta que no siempre el turista puede ver su Alhambra y la impotencia es tanta que la gestión de venta y compra de entradas a este explotado monumento en muchos casos deja un sabor muy amargo tanto para clientes como para profesionales.

Pues no olvidemos que a pesar de las nuevas tecnologías, de la nueva figura del viajero 2.0 , siguen existiendo turistas, si esos, que no se manejan tan bien y lo necesitan , lo demandan todo hecho. No nos engañemos, de estos, de que este tipo de turista siga acudiendo a la agencia  depende la tan odiosa estacionalidad del sector , depende el tan cuestionado negocio de la consultoría de viajes.

Es por esto que la tan controvertida disponibilidad de entradas a Alhambra causa a turistas y profesionales más de un dolor de cabeza.

Para un buen profesional es vital una gestión bien organizada de visitas y disponibilidad  de entradas,  la sorpresa en el sector turístico es la peor pesadilla del profesional y del cliente.

Y ya si lo vemos desde el punto de vista de ese turista que no tiene la información correcta y no ha sabido gestionar su compra de entradas anticipada , es más, se piensa que no tendrá problema , que basta con venir y hacer cola y entrar a ver la bonita Alhambra  el descontento es aún mayor.

Esta imagen es muy peligrosa , tanto para el monumento como para el sector, pues no hay nada más grave que un turista desilusionado.

Todos pensamos , normalmente este turista no usa las redes sociales, no saldrá su descontento de casa, pero si que lo hablará con amigos que las usen y no hay duda de que se extiende más rápido una valoración  en negativo que en positivo.

Vivimos en una constante  controversia con Alhambra , su regulación de visitas,  los guías locales que trabajan en ella,  y ahora la vemos como algo que quiere quedarse ajeno a la ciudad con un centro de atención al ciudadano , como ese espacio donde el turista encuentre todo y no tenga  motivación para ir a los comercios de la ciudad,  recorrer sus calles parando a disfrutar de sus bares y restaurantes.

Según  se expone  el proyecto del  Atrio de la Alhambra  consiste en una intervención de alrededor de 15.000 metros cuadrados, que ocupa en superficie en el monumento unos 6.000 metros cuadrados, donde se contemplan tres plantas de aparcamiento subterráneo, ampliable a cuatro y se establecen usos lucrativos de hostelería, restauración y tiendas”. A juicio de los grupos, esto puede aumentar “la brecha entre la Alhambra y la ciudad” con lo que ello supone de “pérdida para la actividad turística y comercial” de Granada.

A esto le sumamos la eterna protesta sobre los beneficios económicos que produce  Alhambra, los ciudadanos , los profesionales no acaban de tener claro el mensaje de que Alhambra  es buena para la ciudad, que es buena para sus arcas y por tanto para su gente que debe sentirla como su emblema , ese que siempre ha sido y que cada vez sienten más lejano , peor tratado , algo que se aleja del entorno responsable, del respeto al patrimonio, del querer ofrecer un mejor servicio al turista, ya que el servicio al turista empieza por ofrecerle una Alhambra  como complemento a una ciudad competitiva como lo es Granada , que tiene muchos recursos para ofrecer y que se ve afectada por intereses que para nada tienen que ver con mejora de infraestructuras, de atención al público y de ampliación de oferta complementaria, son intereses que no quedan claros y que generan malestar y confusión entre ciudadanos y turistas.

Anuncios

2 comentarios en “De Granada , turismo , rentabilidad económica , política y confusión.

  1. Magnífico análisis. me quedo con una reflexión de César Requesens… “¿qué se podría ofrecer al visitante que llega a Granada si no existiese la Alhambra?” Todo se debe a ella para bien o para mal. Y es labor de todos y todas llegar a un consenso, no solo por la Alhambra, si no por el hecho de tener la mejor ciudad en infraestructuras, formación, una marca bien posicionada que englobase a todos como si no existiese la ciudad palatina. Evidentemente, es un pastel muy apetecible que ha veces huele a podrido. Lo mejor que puede pasar es que la política deje trabajar a los profesionales, y que éstos mismos dejen trabajar al “turista”. Luchamos por ofrecer una oferta complementaria sin abandonar la grandiosidad de su monumento insignia, no nos centramos en recursos concretos y potenciarlos de manera específica, analizada, donde se vean sus carencias y su potencial. en el caso de los centros de información turística he tenido experiencias buenas y malas, dependerá de la voluntad del organismo gestor y del modo en que lo enfoquen, así como el personal formado.Un abrazo socia. Muy bueno

    • Gracias socio ! viniendo de una persona que es todo un ejemplo se agradece aún más, es complicado el tema , poquito a poco espero que os guste como lo voy tocando, gran respuesta lo mismo hasta me provoca algún post en esos ratos reflexivos, besos !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s