¿ Queremos o tenemos ciudades accesibles ? ¿ Es la accesibilidad una realidad ?

Al hablar de accesibilidad creo que hay que tener mucho cuidado ya que puede llegar a ser como la crisis económica , todo el mundo está deseando que sea verdad que empieza a haber mejora pero la realidad que en la calle, en ese día a día aún no se nota, falta mucho que hacer.

Pues eso pasa con el tema discapacidad y el día a día de personas como Ana, que luchan por llevar una vida social activa.

Para Ana y muchas personas como ella, el salir de casa , el viajar , es su mayor acto de rebeldía contra unas infraestructuras que aún distan mucho de ser aptas para todos, pero lo que es peor aún y podemos verlo en muchos casos es también la dejadez en atención al público .

Esa barrera que se coloca un profesional ante una persona con cualquier limitación física o sensorial , a la que etiqueta como un problema, como una necesidad especial difícil de satisfacer.

Esto no es por la culpa meramente del profesional, el que siempre paga el pato, es culpa de una cadena de sucesos que comienzan desde la necesidad de hacer entender que una persona con movilidad limitada o cuyas capacidades sensoriales estén también mermadas no es una persona que necesite una asistencia especial.

Todos, sin padecer ninguna diversidad funcional , término moderno que han sacado y que para no ofender tanto con la palabra discapacitado pero que no evita que estas personas se sigan sintiendo un problema, se sigan sintiendo diferentes, molestos, mal tratados, en definitiva, sienten que no son parte de esa ciudad en la  que se mueven , les separan de los demás de una manera curiosa, cuando la realidad en la atención al público es que cada cliente tiene una necesidad distinta y por tanto a todos hay que satisfacer por igual e intentar dar nuestro mejor servicio ante conflictos , que los hay sin necesidad de poner como barrera es que va en silla de ruedas o es que es ciego  o sordo .

Todos estamos dentro , es gracioso ver campañas de sensibilización , de integración que piden normalidad, cuando los que precisamente defiende a estos colectivos le perjudican con esa idea, no se trata de ninguna integración , se trata de quitar esa barrera absurda de ser un cliente especial en cualquier lugar al que acudan , desde un bar donde desayunan a la panadería donde compran el pan todos los días.

Es hora de dejar de pelear por una inclusión cuando lo que en realidad no falta no es su inclusión , ellos no necesitan aprender que no son especiales ni deben sentirse como tal por necesitar un determinado servicio , o que un mostrador sea más bajo.

Somos nosotros los que necesitamos aprender que no vivimos en una sociedad accesible, y no solamente hablando de sus infraestructuras,  para vivir en una sociedad accesible debemos aprender que todos tenemos necesidades diferentes que cubrir , no importa si es de mayor o menor grado o resulte más o menos sencillo poder satisfacerla .

Cuando leo  o escucho algo sobre el tema diversidad funcional o ciudades accesibles siempre lo veo como un colectivo que debe reclamar su derecho a ser respetado,  si aún vemos que hay luchar por eso , mucho menos podemos hablar de ciudades accesibles, de un turismo accesible, que curiosamente cuando escuchamos el término no pensamos en que todos a lo largo de nuestra vida podemos padecer cualquier tipo de limitación ,  como es el caso de una embarazada, un accidente, o el llegar a ser mayores.

El hablar de turismo accesible, de ciudades accesibles, es hablar de ciudades y viajes para todos,  pues todos veremos en nuestra vida limitadas nuestras capacidades.

No se trata de un negocio populista enfocado a un colectivo rebelde que lucha por sus derechos,   no es ese colectivo al que todos califican como invisible que ahora está saliendo porque resulta que los que le representa lo saben vender muy bien como un interesante enfoque comercial con rentabilidad a largo plazo.

Seminarios, conferencias, cursos sobre el turismo accesible, sobre destinos accesibles, donde se nos vende que ahora ellos hacen más vida social , siempre con ese toque de lejanía de la sociedad, sin pensar que todos tenemos capacidades y tendremos limitaciones  y por tanto no hay ningún colectivo que integrar , nosotros también estamos dentro de ese colectivo.

Otra  gran idea es la de dejar la sensibilización de lado , pensar que son otro cliente y por tanto no hay que cambiar nuestra actitud ante ellos ,  requieren determinados servicios y hay que prestarlos , sin darle más vueltas a campañas especiales de sensibilización que lo único que demuestran en una gran falta de empatía por nuestra parte.

Se han logrado cosas , pero aún falta mucho que hacer para no integrar a este conjunto de personas , para que nos demos cuenta que no se trata de una discapacidad, diversidad funcional o como lo quieran llamar, se trata de adaptar infraestructuras , de prestar una buena atención al cliente, pero a todos, no solamente a un colectivo problemático rebelde que quiere  integrarse en el mundo como si cometiera el error de ser diferente y  no formara parte de este.

Es hora de formarnos más en atención al público , de mejorar la calidad de infraestructuras,  pero sobretodo es hora de dejarles de hacer sentir culpables cada vez que ven que no podemos dotarle de un buen servicio debido a la mala calidad de las instalaciones.

Si las empresas trabajaran en mejorar los empleados no se verían puestos en ese bochornoso compromiso de tener que decir que no pueden ayudarles, que no pueden acceder o que el restaurante no tienen menú para celiacos, y  cosas de este estilo que son un problema diario para muchos.

Se intenta camuflar la falta de inversión , de mejora de instalaciones , de interés con la falta de sensibilidad hacía personas con capacidades limitadas, la cuestión es hacernos la pregunta de ¿ Es una cuestión económica o de falta de sensibilidad ?  ¿ Es tan elevado el coste económico que supondría desarrollar el concepto de ciudades accesibles para todos  ?

Para reforzar mi modesta valoración al respecto os dejo con la experiencia de Ana, una de esas personas que lucha día a día por no quedarse fuera de nada, ya que no está fuera de ninguna sociedad, forma tanta parte de ella como cualquiera.

https://i0.wp.com/www.seminariozaragoza.org/wp-content/uploads/2013/03/testimonios-606x221.png

ESTOY CANSADA

Es un poco indignante cuando te levantas de la cama, sales de tu casa para hacer una serie de cosas que tienes organizadas con un horario más o menos establecido y llegas a la parada del autobús, te esperas 15 minutos a que venga, se para y el conductor se dispone a sacar la rampa una, dos y tres veces, nada la rampa no sale dice que no tiene ganas de trabajar que es lunes y pasa de todo (claro que si esto solo pasara los lunes pues bueno…) no sale ¿cual es  la solución ? Un taxi y tengo que esperar 15 minutos más. Total 30 minutos esperando.

Quizás algunos de los que leáis esto diréis que te ponen un taxi y encima te quejas, pues si, lo siento pero lo seguiré haciendo, creo que aunque poner un taxi puede ser un pequeño alivio y algunos estén contentos con esta medida yo no lo veo así. Si hubiera una rampa manual (como la de los taxis) nadie tendría que estar esperando tanto rato,yo muchas veces ya ni cojo los autobuses pero esto no está bien porque si no lo cojo nunca lo van a arreglar y todo seguirá así.
Esto es si hablo de los autobuses urbanos, pero si ya hablo del transporte publico para viajar nos podemos echar las manos a la cabeza, sí se hacen adaptaciones pero como siempre a medias o mal hechas.

Por ejemplo, no es lógico que en el Ave haya solo un vagón para personas que vamos en silla de ruedas, esto lo que con lleva es que tú no puedes viajar cuando quieras ya que si tu plaza está ocupada y tienes que cambiar el día, como tampoco es lógico que vayamos solos si  tu vas con alguien y vas en silla resulta que  tu acompañante no puede sentarse al lado tuya ¿porque? Por que como no se siente en el suelo no se donde se va a sentar. No le veo la dificultad a poner un asiento plegable al lado .Otra cosa que pasa en el Ave es que no puedes ir a la cafetería, los pasillos son super estrechos. Vamos que si viajas sola  vas atrás y no puedes hablar con nadie.

Si quiero ir por ejemplo a Málaga no  es posible que primero llame a Alsa y me digan que si hay autobuses que con avisar con 48 horas antes te ponen un autobús adaptado,  vas presencialmente a la estación de autobuses para asegurarte de que lo que te han dicho por teléfono es cierto resulta que no es cierto, no hay autobuses adaptados.

Llamas otra vez a Alsa y de nuevo te dicen que si hay autobuses , le explicas que has ido presencialmente y que te han dicho que no hay pero te dicen que si que te lo ponen.

Pido que me digan cuánto cuestan los billetes con la mala suerte de que se corta la llamada. por comprobar si me decían lo mismo volví a llamar y para mi sorpresa me dicen que no hay buses adaptados por lo que les digo que antes me habían dicho dos veces que si que como era posible eso y su respuesta es “no lo sé no lo entiendo”Total que descartando los autobuses voy a la Renfe y ahí  me dicen que tengo que hacer trasbordo y que me tengo que esperar en la estación de Antequera cerca de dos horas para poder ir a Málaga. Yo no entiendo estas cosas tanto que se presume de accesibilidad y esta visto y comprobado que no, no es oro todo lo que reluce.

Gran parte de la culpa de que pasen estas cosas es nuestra por no hacemos servir todas estas cosas y se cree que están bien hechas. Tenemos que ser visibles a la sociedad como todo el mundo, hacer nuestra vida tener nuestra independencia e intimidad, es decir ,  tener nuestra libertad.

Nuestros padres no van a durar siempre y si no luchamos por que las cosas estén mejor (pero no mejor de foto para lucir que están trabajando en la accesibilidad) sino mejor de verdad.

Si estamos en casa sin hacer nada y solamente nos quejamos esto no va a cambiar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s