El viaje a los derechos humanos

Si hay algo que me gusta de todos estos días que paso intentando enfocar esfuerzos y  aprendiendo sobre cosas concretas  en turismo no es su lado comercial , es su lado humano.

El negocio no deja a todos aquellos que solamente lo ven como negocio disfrutar de todos los beneficios que aporta el viajar ,el negocio solamente existe para obtener ingresos , lo demás es cuento, cuando sales a la calle te das cuenta de que  la habilidad de poner cara de póquer pase lo que pase , no dejar que nada te afecte, eres o estás siendo entrenado para ser una máquina de resolución de problemas.

Lo que el cliente quiera , es una orden y debes dárselo sin importar el como , el donde y  cuando, y mucho menos hagas alarde de ética o moral, esto es un negocio y todo vale para engrosar cuentas.

Por suerte , hay algo que va más allá de todo este aspecto comercial, y es que cuando decides estudiar , antes de salir a la calle generas una relación ya tan fuerte con el sector que tu amor convertido en devoción , no permite que pierdas ese lado humanista, ese que tanta falta hace y del que debemos hacer alarde cuando vemos las malas prácticas en las que está envuelto el sector.

Desafortunadamente estas malas prácticas se convierten en negocio, existen y son apoyadas, es más, se posicionan como rentables, o lo que es aún peor, tienen un alto porcentaje de demanda.

Nadie se escandaliza ya cuando se habla de prostitución , el negocio más antiguo del mundo , y a la vez el que más controversia genera, ya que no se aborda desde el punto de vista humano  , se aborda como una necesidad que la sociedad tiene y debe ser cubierta, este oficio se ha posicionado con los años como una actividad necesaria cuyos defensores la abanderan mediante el argumento de que simplemente hace falta regular la profesión y que las chicas no sean maltratadas y tenga acceso a  revisiones médicas.

No se exige su eliminación , esta actividad es un producto que la sociedad demanda y que debe existir para muchos,  simplemente se pide que se mejoren sus condiciones sin pararnos a pensar que no es cuestión de lo que el cliente pida o necesite ni de mejorar las condiciones de este mal llamado oficio.

Bajo mi modesta opinión  no creo que la prostitución deba ser etiquetada como un servicio ni que sus males sean solucionados con una regularización que mejore las condiciones de esas mujeres y hombres, también hay que hablar de la prostitución masculina menos mediatizada en esta sociedad que trata ser igualitaria pero que si nos paramos a ver, es todo menos eso.

https://i0.wp.com/www.pcr.org.ar/sites/default/files/imagenes_notas/img0000.jpg

Esta sociedad busca siempre el extremo mediante la aparición de movimientos como el feminismo , llevando a la mala interpretación del verdadero objetivo, que no es otro que simplemente la igualdad de género, que tanto hombres como mujeres nos respetemos laboral y personalmente y  no tengamos que analizar ni lamentar casos de violencia de genero ,  sufrida tanto por hombres como por mujeres.

Dentro de este marco social y hablando de las malas prácticas en turismo , a la explotación sexual de adultos se le suma otra aún más preocupante y bochornosa para el sector, la infantil .

Creo que esta une más , somos más lo que pensamos igual , y mostramos nuestra sensación de repulsa y no dudamos en denunciar estos casos.

Aquí se centra el objetivo de este post , todo empieza desde la infancia, la represión , la explotación sexual y laboral,  en muchos casos a día de hoy que podrían ser solventados, siguen siendo motivo de investigación y de denuncia.

El turismo poco a poco me va enseñando algo más que a vender habitaciones, viajes de luna de miel y escapadas de ocasión .

El turismo me ha hecho querer salir de un mostrador o stand para vivirlo también desde el lado humano, desde el lado de esas personas que sufren este tipo de situaciones, y que bajo la etiqueta del negocio del ocio se les sitúa o concede el honor de prestadores de un servicio.

Sería interesante hacer un balance y comprobar que estas personas , esos niños que día a día son tratados como un producto ,  no lo consideran una profesión ,  tendríamos que analizar que tan libre es una persona adulta que se somete a ser ese producto , creo que el resultado ya se conoce, saldría en la mayor parte de los casos que no es tanta la libertad de ejercerla.

En cuanto a los niños , no tienen elección , son ese producto apetitoso para ese cliente especial, ese que discretamente no hace alarde del tipo de viaje que ha hecho, pero si que es por desgracia un conector, un referente, en su círculo, aquellos que tenga su misma y que necesidad, le pedirán información , para realizar este tipo de prácticas en el mayor anonimato posible.

El cuerpo es el producto, en unos lugares más libre , más caro que en otros. ¿ Nos hemos preguntado lo que cuesta la virginidad de una niña ? ¿El gran negocio que esto supone ? ¿ Es una necesidad que se tiene o que la sociedad ha generado en determinadas personas ?  ¿ Es una enfermedad el tener determinadas preferencias sexuales ? no estamos hablando de tendencias sexuales entre adultos, estamos hablando de niños , que no tienen otra elección que la de convertirse en ese instrumento de satisfacción.

Una vez que brevemente he dado mi pequeña visión al respecto ,  sigo con la libertad de decidir de los niños y  el sector del turismo.

Anoche acudí a una conferencia sobre la mutilación genital femenina más conocida como la ablación de clítoris.on motivo de eliminar el  placer sexual en las mujeres por razones culturales, religiosas o cualquiera otra no médica.

Se cree que este ritual de iniciación en origen fue realizado a las niñas de algunos países de África, Oriente Medio y otros. La costumbre es de procedencia incierta, aunque hay algunas versiones que afirman que comenzó en el antiguo Egipto y a partir de allí se extendió al resto del continente africano. Aunque se localiza sobre todo en la zona centro-africana, esta práctica no se limita al continente africano, pues se sabe que esta práctica también ocurren en varios países de Asia, Europa, Australia e incluso América.

Practicada en muchos casos como rito de iniciación a la edad adulta, actualmente este motivo está disminuyendo debido a la prohibición de su realización en muchos países

Como he dicho antes y quiero resaltar en el post, no es una cuestión de feminismo , es una cuestión de derechos humanos, tanto hombre y mujer sufren estas prácticas, lo vemos también en el caso de la circuncisión masculina.

La circuncisión consiste en cortar una porción del prepucio del pene que cubre al glande, dejándolo permanentemente al descubierto. Los motivos más frecuentes para circuncidar son religiosos, culturales o médicos. En 2006, según estimaciones de la OMS, el 30% de los hombres del mundo estaba circuncidado, 68% de ellos son musulmanes.En el Judaísmo, este ritual se llama Brit Milá. Aunque no se menciona en el Corán, la circuncisión se practica en todo el mundo islámico.

Cuando se realizan para razones médicas, principalmente como un tratamiento contra la fimosis y la parafimosis, la circuncisión implica 10 hombres por 1000. Hay controversia sobre la circuncisión infantil sin razones médicas. Este debate está relacionado con la ética médica, la justicia, los derechos humanos y la ciencia.5 Diversas organizaciones de salud no se ponen de acuerdo sobre los beneficios y riesgos asociados con la operación, pero ninguna recomienda la circuncisión rutinaria. De acuerdo con la OMS y el ONUSIDA, la circuncisión es una estrategia (con la prevención y el uso del condón) de prevención adicional contra la epidemia del SIDA en las zonas donde el VIH es generalizada en África subsahariana.

Unas prácticas cuyo problema fundamental es la falta de información y medios , por lo que en la mayoría de los casos no se realizan adecuadamente ni en las condiciones sanitarias adecuadas.

Como vemos no son los mismos efectos en el hombre que en la mujer , aquí la clave está en la falta de libertad, de decisión de unos niños sobre su cuerpo, la imposición de unas normas bajo el escudo de una religión que les lleva a desde la infancia a  ver como unas creencias pesan más que su derecho , el derecho que todos debemos tener sobre la capacidad de decidir en nuestro cuerpo , de tener un cuerpo sano y una mente sana , que no se vea torturada por verse sometida a prácticas cuando aún no se es capaz de decidir ni de entender los motivos de estas.

En el caso de la mutilación genital femenina vuelvo al sector del turismo para hacer hincapié en la necesidad de control de esos viajes de regreso al país que lleva a cabo este tipo de prácticas  , para luego volver a España ya con ellas mutiladas genitalmente.

Cada vez es mayor el control y la denuncia de estos casos, aunque aún hay mucha información que transmitir a la sociedad, pero sobretodo a la familia, que cree estar haciendo lo correcto y en lugar de evitar que estas niñas pasen por ese horrible suceso, les obligan a someterse a lo que consideran una norma que hay que acatar aunque esta sea toda una violación de los derechos humanos.

Un viaje de ida y vuelta al horror, a la mutilación no solamente de un cuerpo , a la violación de los derechos de  las niñas, más tarde mujeres que sufrirán sus secuelas.

Hombres y mujeres tenemos el derecho a poder decidir sobre nuestro cuerpo , sin que se nos impongan normas que se escuden bajo una creencia religiosa.

Dentro del marco del turismo, la psicología y la lucha por la defensa de los derechos humanos  estas prácticas están siendo cada vez más conocidas, más prevenidas y condenadas , aunque aún queda mucho por hacer.

No más viajes de explotación sexual, animal , no más viajes de mutilación genital , y si más viajes donde el producto estrella sea el respeto a los derechos humanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s